Monedas

logo-caleidoscopio-fondo-negro11

…la moneda girando en el aire que nos muestra o nos engaña con sus mil caras. Postulo que esas monedas en el aire nunca caen, o si lo hacen, son tantas que no podemos identificar la nuestra. Tal vez sean espejos dobles que girando nos ciegan con sus reflejos. La moneda de plata la prefiero en la boca del rey. Nunca tiré monedas al aire para que fuera lo que ellas me indicaran. Nunca pude dejar de saber que los resultados de esos juegos eran falibles. Pensaba en la canción “Que sea lo que sea”… una frase entreguista, casi desilusionada. En cambio tu frase es determinante, rebelde, cuestionadora. Decís: ‘Pues que sea. Sólo eso. Que sea’. Valiente Muchacha.

Después la circularidad, la infinitud, la centralidad: el deseo, el amor, el sujeto. El deseo circula al objeto que nunca se alcanza, y el placer se obtiene en esa circulación. El Amor, desde ya, es la infinita maya que nos cubre; también es ese ángel para un final.

C.

Anuncios